Sevilla

Real Alcázar de Sevilla

Real Alcázar de Sevilla

El Alcázar de Sevilla es un claro ejemplo de que las apariencias engañan. Visto desde fuera, con su aspecto de fortaleza, parece un monumento austero, pasando incluso un poco desapercibido. Pero al poco tiempo de atravesar sus puertas nos damos cuenta de que estamos en un lugar único y que su aspecto exterior no hace justicia a la belleza que esconde en su interior.