Écija (Sevilla)

Rodeada de suaves colinas y la ribera del Genil, la vieja Astigi surge de la campiña sevillana y del mismo corazón de Andalucía, para mostrarnos uno de los municipios más impresionantes del sur. 

 Qué ver en Écija.

Qué ver en Écija.

Aquí el arte y la historia se han fundido armoniosamente para presentarnos la visión panorámica, única e irrepetible, de sus templos, palacios, conventos y de sus torres, que dan a la ciudad la fisonomía inconfundible de su altivo perfil.

 Qué ver en Écija.

Qué ver en Écija.

La mística ciudad materializa su elevada espiritualidad a través de numerosos conventos, iglesias y casas palaciegas que configuran el poder aristocrático del pasado, claros exponentes de esta acumulación artística que llegó a su plenitud en la etapa barroca del siglo XVIII, donde los alarifes ecijanos levantaron sus famosas torres y espadañas.

 Qué ver en Écija.

Qué ver en Écija.

De continuo afloran del subsuelo restos arqueológicos que denotan su pasada grandeza, sobre todo piezas romanas de colonia Augusta Firma Astigi, así como tardoantiguas , andalusíes, que demuestran la existencia de un alto desarrollo cultural desde los tiempos más remotos. Entre ellas destacamos la escultura de la Amazona herida (s. II) y los mosaicos romanos (ss. II-IV) expuestos en el Museo Histórico Municipal, la cabeza de un príncipe Julioclaudio (S. I), notable retrato en mármol de la Colección Arqueológica de Santa María, y exornando la Iglesia Mayor de Santa Cruz, un excepcional sarcófago tardoantiguo fechado en el S. V. También son testimonios de su historia, los ricos archivos de Protocolos, Municipal y Eclesiásticos, que atesoran documentos y libros desde el siglo XIII.

Divagar por el trazado de sus calles es descubrir a cada paso la belleza, en forma de cúpulas, miradores o columna romana al doblar la esquina. Por la nobleza de sus edificios y sin necesidad de adentrarse en ellos, se puede decir que Écija es un verdadero museo abierto.