Hayedo de Tejera Negra (Guadalajara)

El Hayedo de Tejara Negra es un precioso y desconocido parque natural situado en la provincia de Guadalajara. Su flora y su fauna dan lugar a un bosque idílico, que parece sacado de un cuento.

 Hayedo de Tejera Negra (Guadalajara)

Hayedo de Tejera Negra (Guadalajara)

Tejera Negra es un hayedo situado en Cantalojas, en el rincón noroccidental de la provincia de Guadalajara. Forma parte del macizo de Ayllón, en el extremo oriental del Sistema Central.Es uno de los hayedos más meridionales de Europa.

El principal foco de interés del parque se encuentra en la masa forestal de hayas, una de las mas meridionales de la península ibérica, con una extensión cercana a las 400 hectáreas.

Estas masas han sobrevivido, gracias a su situación estratégica en los lugares más inaccesibles, a la obtención de leña y carbón vegetal, así como a la roturación con objeto de crear pastos para el ganado. El melojo y el pino silvestre también forman masas boscosas principalmente en solanas, de manera natural el primero y procedente de repoblaciones el segundo. También cabe destacar la presencia de tejos, acebo y abedules que de manera aislada o en pequeños grupos salpican aquellas zonas con mayor humedad edáfica.

 Hayedo de Tejera Negra (Guadalajara)

Hayedo de Tejera Negra (Guadalajara)

Por encima de éstas masas arbóreas solo las formaciones arbustivas de brezos, junto con las subarbustivas de arándanos, enebros rastreros y gayuba aguantan las duras condiciones reinantes, protegiendo los suelos donde se asientan de fenómenos erosivos. En los espacios abiertos de hayedos, rebollares y pinares encontraremos matorrales de leguminosas de tipo retamoide como la retama negra y la retama blanca, junto con brezos rosados y brezos blancos de hasta dos metros. En los lugares de suelos más pobres encontramos dominantemente estepa.

 Hayedo de Tejera Negra (Guadalajara) - Foto: Alejandro Rodríguez

Hayedo de Tejera Negra (Guadalajara) - Foto: Alejandro Rodríguez



Por último cabe destacar la importante variedad de hongos que crecen en el Hayedo, mención especial para el boletus, con pie grueso de color blanquecino a marrón claro y sombrero con cutítula de color marrón que fructifica al final del verano y durante el otoño.

Si se visita el hayedo es casi obligatorio realizar algunas de las rutas que se nos ofrecen, ya que son de una gran belleza. Adentrarse en su bosque es una sensación única.

En determinadas épocas del año es necesario hacer una reserva antes de visitar el parque: INFO