Monasterio de las Huelgas (Burgos)

Es uno de los monasterios más importantes de España. En él, se mezclan y a la vez se unen en perfecta sintonía partes románicas, góticas, mudéjares y renacentistas.

 Monasterio de las Huelgas (Burgos)

Monasterio de las Huelgas (Burgos)

Está situado al occidente de la ciudad, algo retirado del río Arlanzón, en un terreno llano que antiguamente estaba ocupado por prados y que era conocido como "Las Huelgas".

En el podemos distinguir partes románicas, góticas, mudéjares y renacentista. Siendo de gran belleza su iglesia de tres naves. En la capilla principal llama la atención su impresionante retablo de estilo barroco. En una de las naves encontramos los sarcófagos de varios reyes (Alfonso VIII, Enrique I, …). Los cuales, lamentablemente, fueron saqueados por las tropas de Napoleón Bonaparte.

También hay que admirar los claustros del monasterio, uno mas pequeño, llamado “Las Claustrillas”, el cual consta de 12 arcos en cada lado que se apoyan sobre columnas pareadas con capiteles alargados, entre románicos y góticos, con ornamentación vegetal muy estilizada. En las esquinas y centro de cada lado se interrumpe la arquería con pilares, cuyos capiteles están ricamente labrados con temas de castilletes.

Y el segundo claustro llamado de San Fernando que fue construido hacia el primer cuarto del siglo XIII. Sus galerías están cubiertas por bóvedas de medio cañón, reforzadas por arcos fajones que se apoyan en ménsulas de decoración vegetal hacia el interior y lisas hacia el exterior. En algunas zonas se conservan restos de yeserías hispanomusulmanas policromadas con motivos de pavos reales, heráldica, atauriques y lacerías. Cada panda o lado está recorrido por arquerías apuntadas, cuyos arcos están agrupados de tres en tres entre machones. En la panda sur está el refectorio y en la del oeste estaba la cilla o almacén, destinado en la actualidad a Museo de Telas. En el lado este se encuentra la sala capitular.

Por ultimo en una de las salas del claustro encontraremos el Museo del Tejido, en el cual se muestran algunos de los tejidos que quedaron en los sarcófagos después del saqueo, así como el Pendón de la Batalla de las Navas de Tolosa, entre otros tejidos.