• Candeleda (Ávila), a la Vera de Gredos.
  • Candeleda (Ávila), a la Vera de Gredos.
  • Candeleda (Ávila), a la Vera de Gredos.
  • Candeleda (Ávila), a la Vera de Gredos.

Candeleda (Ávila), a la Vera de Gredos.

Candeleda es un municipio de la provincia de Ávila, en la falda de Gredos. Muy próximo a las comunidades de Castilla-La Mancha y Extremadura. Esta proximidad con Extremadura es la que marca el estilo de sus casas, más extremeño que abulense.
A pesar de no ser un pueblo demasiado grande, unos 5.000 habitantes, Candeleda cuenta con una amplia y variada oferta turística. Además de los múltiples senderos y rutas de montaña por la Sierra de Gredos, podemos disfrutar de yacimientos arqueológicos, pinturas rupestres, museos y como no, pasear relajadamente por las irregulares calles de su casco histórico.

El Castro de El Raso es un yacimiento de la Edad de Hierro. Se cree que estuvo habitado desde principios del siglo III a.C. hasta finales del siglo I a.C. Actualmente, solo se encuentra excavado, aproximadamente, un 5% de su superficie. A pesar de esto, lo que ya se encuentra descubierto nos sirve para imaginar como seria el conjunto.

A pocos kilómetros del Castro, se encuentra la Majada de Braguillas, un antiguo asentamiento de pastores serranos.
Y muy cerca de la majada encontramos las pinturas rupestres de Peña Escrita. Estos tres elementos, el Castro, la Majada y Peña Escrita, forman un conjunto ideal para una ruta arqueológica con vistas a la Sierra de Gredos. La cual, podemos complementar visitando el Museo Arqueológico de El Raso, que nos ayudará a entender mejor los tres elementos de la ruta.

Candeleda también nos ofrece turismo ornitológico, ya que cuenta con un observatorio de aves, Las Tejoneras, muy cerca del embalse de Rosarito.

Y para los aficionados al golf, el pueblo cuenta con un campo de golf municipal, en el que podremos disfrutar de la practica de este deporte con unas magnificas vistas de la Sierra de Gredos.

Esta variedad turística se ve perfectamente complementada con una amplia oferta hostelera. Un gran número de restaurantes y alojamientos harán que nuestra visita sea perfecta.

En definitiva, Candeleda lo tiene todo para que pasemos unos días maravillosos rodeados de naturaleza y disfrutando de su amplia oferta turística.